Consejos de belleza, Cuidado facial

Exfoliante facial ¿Por qué debemos exfoliar la piel?

Exfoliante facial ¿Por qué debemos exfoliar la piel?
Sabemos que el cuidado facial es uno de los puntos más importantes para mantner una piel sana y radiante. Por eso, hoy queremos hablaros sobre el exfoliante facial.

¿Sabes por qué debes usarlo? ¿Quieres aprender a realizar una exfoliación correcta? Te lo contamos todo a continuación ❤️ 

¿Por qué debo exfoliar la piel?

Exfoliar el rostro se ha convertido en una tarea imprescindible si queremos tener un cutis sano y sin impurezas. Cada día se forman nuevas células en la capa más profunda de la piel, que van subiendo hasta alcanzar la superficie, llamada epidermis.

Su principal función es aportar resistencia y protección, y se renueva cada 28 días. Esto impide que se desgaste, pero esto causa acumulación de residuos y por lo tanto puede ocasionar problemas en la piel, como obstrucción de poros y apariencia opaca.

Por esta razón, el uso de exfoliantes faciales se ha convertido en un paso más dentro de la rutina de limpieza. ¿Cuáles son los beneficios de exfoliar la piel?

  • Estimula el sistema linfático y la liberación de toxinas a través de los poros.
  • Elimina las células muertas, permitiendo que la epidermis quede limpia y tonificada.
  • Previene el envejecimiento cutáneo y activa la circulación y oxigenación de la piel.
  • Devuelve al rostro un aspecto más uniforme y suave.
  • Ayuda a que los productos que apliques tras la exfoliación actúen mejor, ya que la piel está limpia de células muertas.

Como ves, la exfoliación es algo que no debemos olvidar si queremos tener un cutis perfecto. Pero hay que saber cómo hacerlo, y para eso hay que tener en cuenta ciertos aspectos.

Cómo realizar una exfoliación facial: pasos a seguir y errores comunes

Exfoliar el rostro tiene muchas ventajas, pero si no se hace correctamente puede causar problemas graves en tu piel. Lo más importante a tener en cuenta es que los exfoliantes faciales no son para uso diario: los aplicaremos dos o tres veces a la semana como máximo.

Debemos tomar algunas precauciones a la hora de realizar la exfoliación:

  • Si tienes la piel sensible o seca, no utilices productos abrasivos o que contengan sales de mar.
  • No uses exfoliantes corporales en la cara, ya que pueden ser muy abrasivos.
  • Si tienes la piel quemada o con heridas, no la exfolies.

Estos son los pasos que debemos seguir para hacer una exfoliación facial correcta:

  1. La cara debe estar limpia, es importante que el rostro no tenga ninguna impureza. Para evitar resecar en exceso, podemos usar leche desmaquillante o tónico en lugar de jabones.
  2. Con el rostro húmedo, extiende el producto exfoliante. Debes hacerlo de manera suave, en movimientos circulares hacia arriba y desde el centro de la cara hasta las orejas. Evita el contorno de los ojos, porque en esa zona la piel es muy delicada. Puedes usarlo también en los labios, para suavizarlos y alisarlos.
  3. Retira el producto y aclara el rostro con agua fría, para que se cierren bien los poros.
  4. Aplica la crema hidratante habitual.

Recuerda que presionar mucho el exfoliante en el rostro es un error muy común, solo conseguirás dañar la piel. Sigue los pasos mencionados anteriormente, aplicándolo de manera uniforme y suave.

Otra de las preguntas más comunes es si la exfoliación es buena para todos los tipos de pieles. La respuesta es sí. Es adecuado y aconsejable para cualquier piel, aunque hay que tener en cuenta que la frecuencia con la que lo haremos sí que varía en función del tipo de piel.

  • Pieles mixtas y grasas: exfoliar el rostro dos veces a la semana es adecuado para eliminar el exceso de grasa.
  • Pieles sensibles: una vez cada 15 días, usando un exfoliante facial hipoalergénico.
  • Pieles secas: una vez a la semana, con un exfoliante suave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *